Se acabó Twitter

Este post fue publicado originalmente como un hilo en mi cuenta de Twitter después de tener desactivada la cuenta durante 29 días.

Durante mis vacaciones, desactivé mi cuenta de Twitter como parte de un minimalismo digital. Ahora, 30 días después, la reactivo. Estoy bien, espero que ustedes también. No me siento cómodo en esta app. Mucho odio y desinformación, y cansa taparse la nariz todo el rato.

Mi configuración de Twitter es estricta. Tengo puestas las Tendencias de otro país para no entenderlas ni leerlas. Sólo sigo temas nicho de mi interés y silencio lo demás. Aun así, he visto odio y desinformación permear mi burbuja, afectando a gente que sigo, leo y admiro.

Esta cuenta de Twitter está inactiva y sin notificaciones. No me voy a enterar si me mencionas por aquí. Hice cambios técnicos a mi blog para poder escribir desde mi iPad, sin necesitar portátil. Cuando acabe un proyecto que tengo entre manos, escribiré con más frecuencia.

@danirod93

Sobre la desescalada

Este post fue originalmente publicado como un hilo en Twitter.

Primera vez en mes y medio que me atrevo a hacer deporte a esta hora. Podría esperar a mañana y salir a las 6, como aún hago, para no cruzarme con nadie pero me han llegado deportivas nuevas hoy y tengo ganas de estrenarlas ya. No todos estamos igual de tranquilos desconfinando.

Dos horas después:

Wow, sigue habiendo la misma cantidad de irresponsables por la calle que el día que dije que se acababa lo de salir a la calle para pasar miedo. Seguid así.

De lo de seguir teniendo que parar cada pocos kilómetros a tomar aire mejor no hablo, ¿no? Corrí 21 km. del tirón en enero. En julio, tras 2 meses recuperando forma, me sigue faltando el aire a partir del kilómetro 4. Corro para intentar animarme pero vuelvo a casa desolado.