Septiembre de 2020 en lo deportivo

En septiembre de 2020 he salido a correr 11 veces sumando 102 kilómetros.

Es el mejor mes desde el fin del primer confinamiento, cuando empecé de cero al haber perdido toda mi forma física. También es el mes en el que menos problemas para respirar he tenido mientras hago ejercicio. Las diferencias de este mes son:

  • Me propuse este mes volver a hacer 10 carreras de 10 kilómetros, como hice en 2019. Orientativamente, por eso salen 11. Sin embargo, darle progreso al mes, en vez de simplemente «correr por correr», me ha ayudado bastante a volver a empezar.
  • He vuelto a activar la voz que cada kilómetro te recuerda cómo vas por los auriculares. También le da progreso y me ayuda a dosificar el esfuerzo.
  • He dejado de usar mi mochila de running y me he comprado una riñonera para guardar la mascarilla mientras corro. Llevo años usándola sin problema, pero tengo la sensación de que me ha empezado a estrangular el pecho. Sea mi imaginación o no, con riñonera ya no noto dolor.

Esta gráfica muestra mi progreso anual. Es una mierda, pero no sé usar Apple Numbers y menos en iPadOS. En bandas azules, las distancias hechas por sesión. El volumen verde representa mi inercia (la suma de los kilómetros corridos en los últimos 7 días; más de 7 días sin correr pone en peligro mi forma física). La línea roja es la suma de kilómetros hechos en 2020.

Gráfica de ejercicio de septiembre 2020
Gráfica de ejercicio de septiembre 2020

Para octubre: mi intención es repetir otro 10×10 salvo que se produzca un cierre absoluto (que no parece el caso). En caso de que se me prohiba salir del límite del municipio, este mes he ensayado itinerarios alternativos por algunos de los parques que tengo cerca de casa en los que si doy suficientes vueltas alcanzo los 10 km. Cruzo los dedos para que no tenga que tener que usarlos, porque es mucho más divertido correr en línea recta que dar vueltas.