EDC

El EDC o everyday carry no es más que el nombre que recibe toda esa lista de cosas que siempre llevas encima cuando sales de casa, bien por necesidad, por estar preparado ante situaciones imprevistas, o por costumbre. Puedes ver más EDCs en /r/edc. De momento voy a dejar el mío aquí (sin tantas armas como en /r/edc, cosa que me deja atónito, por otra parte).

Últimamente he simplificado mi equipo y ahora lo porto en una bandolera marca Adidas comprada por internet, que es más fácil de llevar, y que precisamente no ha sido fácil de comprar por la dificultad para encontrar una del tamaño correcto. ¿Tamaño correcto para qué? Para que quepa correctamente…

  • Apple iPad 6ª generación: se ha convertido en el dispositivo que uso cuando salgo de casa porque es más pequeño que el ordenador portátil. Es muy versátil y contrariamente a lo que pensaba hasta hace poco, verdaderamente se puede hacer de todo con él.
  • Logitech Slim Folio para iPad 6ª generación: se trata de una funda con teclado para el iPad. Es rugosa así que el iPad va cubierto, con huecos para usar los puertos y los botones. La funda tiene además teclado Bluetooth que se activa al apoyar magnéticamente la tablet sobre la base. El teclado OSK de iOS no está mal, pero si puedo usar el teclado cuando me hace falta, mejor.
  • Un cuaderno: antes de la pandemia hacía Bullet Journal. Ahora mismo no lo hago porque tampoco considero que me aporte demasiado ya que mi agenda sigue estando bastante vacía. Lo sigo llevando a todas partes por si acaso, de todos modos. No tiene marca, creo. No es un cuaderno de espiral barato de los de 1 €, pero tampoco es un cuaderno caro tipo Leuchtturm1917.
  • Mascarillas de recambio: porque es 2020, my friends. Aunque con mi política de seguridad actual en cuanto a mascarillas uso FFP2, llevo un sobre con cierre hermético con un par de mascarillas higiénicas por lo que pueda pasar.
  • Apple Pencil 1ª generación: tenía demasiadas dudas a la hora de dejarme 100 euros en un palito para señalar la pantalla del iPad. Pero, por otra parte, era Navidad, el año había ido bien, y consideré que podía caer un capricho. Lo agarré con mi mano, lo usé una vez, y ahora no lo quiero soltar. No tengo ni idea de cómo funciona este dispositivo y por qué hace la magia que hace, pero me gusta.
  • PowerBank: antes de que se pusiera de moda llevar cargadores portables, yo ya tenía uno. Tiene 6 años, pero sigue funcionando bien. Salva de muchos aprietos, sobre todo cuando al móvil le da por calentarse en el bolsillo o una aplicación en segundo plano decide mantener la CPU o el GPS encendido todo el día.
  • Al menos un cable USB a microUSB (aunque sea porque la PowerBank no me sirve de nada si no tengo con qué enchufarla al móvil o auriculares).

Más cosas que forman mi EDC pero que no van en mi bandolera, sino que o las llevaré en un bolsillo, o encima, o en la mochila del portátil:

  • Casio F91W: no puedo presumir de tener un reloj que me haya durado 20 años, ya que algunos han muerto, sus correas se han partido, o se han ahogado en piscinas y playas al llevar el “Water Resistant” demasiado al límite; pero creo que tampoco lo necesito. Es icónico; a mi criterio, atemporal; discreto, y directo. A diferencia de un reloj inteligente o de un teléfono móvil, no necesitas hacer un gesto raro con el brazo o pulsar un botón para ver qué hora es…
  • Mi Band 2: …aunque paradójicamente, eso no significa que no pueda gastar una pulsera inteligente en el otro brazo. Claro que no la uso como reloj (de hecho, desearía que desde la aplicación se pudiese desactivar el reloj), pero sí para todo lo demás: registrar mi actividad, mi sueño, recordarme periódicamente que me mueva y estire las piernas, y a veces vibrar con las notificaciones del móvil, aunque soy selectivo con las aplicaciones que pueden hacerla vibrar.
  • iPhone 11: Mi primer teléfono modelo iPhone después de casi 10 años usando Android. Encantado de la vida con la duración de la batería incluso después de un año de uso, con la calidad y la integración de las aplicaciones del ecosistema iOS, con las pedazo de cámaras que tienen, y con lo de poder desbloquear el móvil con la mirada.
  • Un bidón de agua pequeño. No siempre va cargado por el miedo a que se abra, pero me parece importante.
  • Según la época del año, habrá guantes, cubrecuellos, o gorros de distintos colores; al menos un par de gafas de sol, y un paño para limpiar las gafas de sol si es necesario.
  • Cartera, huh.