¿Cansado de escribir tanto? Yo también. log es uno de los comandos que más uso de Git para examinar el estado de mi repositorio y para ver los commits anteriores. También, para identificar a qué objeto apunta cada ref, branch o tag, local o remoto, sin olvidar el HEAD. El problema es que log tiene un montón de configuraciones según cómo quieras mostrar el historial.

Por defecto, log muestra el historial largo de cada commit. Como si fuera un correo electrónico, muestra la clave SHA-1 del commit, el autor del commit, la fecha y todo el contenido del commit. Si sólo quieres ver un listado de los commits, puede usar log con el parámetro –oneline, para que te muestre cada commit en una línea. Si quieres ver además cuando un commit está siendo apuntado por un ref tienes el parámetro –decorate. Y por supuesto, no te olvides de –color=always, porque si no es a color, esto puede ser muy divertido.

Pero, escribir constantemente git log --oneline --decorate --color=always es muy cansado. Y por eso, Git incluye alias. Los alias de Git son como los alias de Bash, o como los acortadores de URL, le dan un nombre más fácil de recordar a los comandos de Git. Para crear un alias simplemente escribe:

git config alias.<nombre> <valor>

donde nombre es el nombre de tu alias y valor lo que debe hacer. Por ejemplo, yo he creado mi alias con un git config alias.lod 'log --oneline --decorate --color=always'. Y ya soy feliz. Y espero que vosotros también.