Sobre el naming peculiar del Apple Pencil

Estoy empezando a ver reviews del nuevo iPad de 8ª generación (el que presentaron el mes pasado) colándose por mis aplicaciones de noticias, y por supuesto les estoy echando un vistazo.

Es un poco pronto para cambiar de iPad. Mi iPad de 6ª generación funciona como el primer día, pero ahora que estoy adoptando un estilo de vida digital “iPad primero, PC después”, considero que es importante estar al día sobre los modelos que tiene a la venta (el normal, el Air y el Pro), para que cuando llegue el momento de hacer un cambio, sepa cuál tiene los casos de uso más aproximados a mi forma de usarlos.

Una de las cosas que más me llama la atención es que el nuevo iPad utiliza un Apple Pencil de 1ª generación, pese a que desde hace bastante tiempo, los modelos de iPad Pro usan un Apple Pencil de 2ª generación.

El Apple Pencil de 1ª generación es completamente cilíndrico, así que si lo sueltas sobre la mesa lo más probable es que ruede. Se carga por Lightning, enchufándolo directamente al puerto Lightning de la tablet. El Apple Pencil de 2ª generación tiene carga inalámbrica y se carga simplemente pegándolo magnéticamente al borde del iPad.

Sin embargo, tampoco entiendo esta estrategia de naming. Llamar 1ª generación y 2ª generación a unos dispositivos que tienen unos ciclos de vida paralelos resulta raro. A priori suena como si el Pencil de 1ª generación estuviese obsoleto, cuando realmente es un dispositivo actualizado y necesario para poder utilizar un Pencil con una tablet más reciente que algunas de las que ya usan un Pencil de 2ª. No sé por qué se han inclinado por esta nomenclatura en vez de llamarlos de otra forma. Apple Pencil A y Apple Pencil B, o Apple Pencil y Apple Pencil Pro. A Apple le gusta mucho jugar con este tipo de naming, estoy convencido que hubiesen sacado algo similar.

Apple Pencil enchufado al puerto Lightning
Una manera de cargarlo un poco peculiar, pero por suerte esta abominación sólo tiene que ser presenciada los 30 minutos que tarda en estar cargado.

Sea como sea, me encanta mi Pencil de 1ª generación. Al principio dudaba sobre si sería una inversión rentable o tirar el dinero en un stylus muy caro, pero claramente esto no es un stylus, es algo más. No sé como funciona y cómo la pantalla sabe cuándo la toco con el dedo o con el lápiz, incluso si lo hago a la vez, pero hace una magia que me gusta mucho.

Autor: Dani

Soy un ingeniero de software actualmente trabajando como desarrollador web que vive en la zona del Valle del Henares, una comarca situada al este de Madrid, España. Me interesan las buenas prácticas en el desarrollo de aplicaciones, el código bien testado, la usabilidad y la accesibilidad del software. En internet, te enseño a programar a través de mi canal de YouTube, makigas.