Actualizado: 02-01-2017: a fecha de enero de 2017 la actividad en el canal ha continuado. Han sido unas vacaciones importantes de cara a apartarme de YouTube por unos meses.


Con esta entrada de blog os informo que he decidido interrumpir de forma indefinida las operaciones del canal de YouTube makigas. Han sido unos años muy divertidos, pero mis prioridades en la vida han cambiado desde que todo comenzó y mantener al día un canal de YouTube ya no está entre ellas.

makigas nació en julio de 2012 como un hobby de verano después de acabar mi primer curso en la universidad. Se trató de un proyecto sin fecha de inicio pero también sin fecha de caducidad. Algo que continuaría haciendo hasta que me cansase. Ese momento ha llegado. Realmente no ahora. Más bien, hace ya algo menos de año y medio.

Repito que en todo momento he visto a makigas como un hobby. Nunca he visto este proyecto como algo serio, por mucho avatar, careta, melodía, cabecera o demás que haya podido emplear durante todo este tiempo. Tampoco lo he visto nunca como algo apto profesionalmente para mí. No, no tengo interés en dedicarme profesionalmente a esto ni en general a dar cursos, conferencias, charlas o similares.

Han pasado 4 años desde que inicié el proyecto, y mis objetivos y prioridades en la vida han cambiado bastante respecto a aquél verano de 2012. Y para bien o para mal, este canal de YouTube ya no está en esa lista de prioridades.


Para llevar adelante un hobby uno necesita dos ingredientes. Uno es tener interés. Otro es tener tiempo.

Hace 18 meses que perdí el interés en makigas. Pero lo continué realizando por ver qué ocurría. No puedo decir que no hayan pasado cosas interesantes en este tiempo. La producción de los “livestreamings de programación” durante 2015 me ha permitido hacer cosas nuevas e interesantes, como sacar adelante y publicar en la Google Play Store mi primer videojuego. Sin embargo, en todo este tiempo cualquier tipo de interés que haya podido mostrar en lo que estaba haciendo era artificial, como parte de alguna estrategia por reflotar el proyecto y ver si conseguía volver a creer en él. Cosa que no ha sido así.

Pero el otro ingrediente, es el tiempo. Cuando uno es estudiante universitario puede sacar tiempo fácilmente para el desarrollo de este tipo de proyectos. Sin embargo, a día de hoy, con un trabajo a tiempo completo y otra serie de obligaciones que mantener, hace falta medir y calcular con precisión en qué se quiere emplear el tiempo libre. Y desgraciadamente, sacrificar todo un domingo a “grabar y editar vídeos”, no resulta una opción atractiva.


Me gustaría aprovechar estos últimos párrafos para agradecer todo lo posible a aquellas personas que durante estos años han mostrado su interés en este proyecto. Los que tenían el dedo en el like, los que comentaban cada vídeo, los que compartían con otras personas el material.

Me agrada saber que al menos termino este proyecto sabiendo que gracias a lo que hemos estado fabricando entre todos todo este tiempo hay gente que a día de hoy está estudiando lo que le gusta o trabajando en lo que le gusta o simplemente realizando aquello en lo que cree y en lo que tiene interés.

Por último, cabe citar que el que más ha aprendido todo este tiempo he sido yo. Hace 4 años era una persona muchísimo más introvertida y con prácticamente miedo a hablar. A día de hoy, soy una persona completamente distinta, mucho más abierta y mucho más feliz. Y parte de esto se lo debo, a los que habéis estado siguiendo este proyecto todos estos años.

No dejéis de continuar creyendo en lo que os gusta y en lo que os hace felices. Hasta pronto.

↩ Back home